EL CRONONAUTA

Colgado el 01/03/10 por el de siempre en CHURRAS CON MERINAS.

0
[Facebook] [LinkedIn] [MySpace] [Twitter] [Email]

El crononauta había llegado ya a su destino, un destino que, claro, no era un lugar, sino un momento. Abrió los ojos y una luz blanca se abalanzó sobre ellos sin compasión. Lentamente, como si se moviera debajo del agua, se arrancó todos los cables y tubos que tenía enganchados  e intentó incorporarse.

Se acercó a la ventana arrastrando los pies descalzos sobre el suelo frío y gris. Y, desde allí, contempló una calle cualquiera del futuro. Por todas partes había extraños coches circulando a toda velocidad, haciendo sonar sus cláxones ensordecedores.  Y en las aceras, cientos, miles de personas hormigueaban sobre el asfalto siguiendo un orden que a él se le escapaba. Se asomó un poco más y pudo alcanzar a ver el cielo, una gigantesca cúpula grisácea que reposaba sobre un sinfín de rascacielos, como si fueran pilares descomunales.

+